LESIONES EN NORDIC WALKING

MUÑECA

Aunque las lesiones en marcha nórdica son poco habituales existen dos posibles mecanismos de lesión: traumatismo agudo, generalmente caídas y las conocidas como LPMR o lesiones por movimiento repetitivo, es decir, aquellas que ocurren como resultado de un traumatismo reiterado.

Las LPMR son las patologías causadas por movimientos y esfuerzos de repetición que afectan al sistema musculoesquelético y que se desarrollan progresivamente en el tiempo. Sus síntomas son dolor o sensibilidad, rigidez, hormigueo u entumecimiento, adormecimiento, debilidad o calambres en el área afectada.

Las LPMR han sido ampliamente estudiadas en el ámbito de la salud laboral debido al elevado número de bajas que ocasionan y también en el ámbito deportivo ya que afectan a la capacidad de ejercicio de los/as deportistas/as. Quizá las más representativas y conocidas sean las tendinitis y el Síndrome del Túnel Carpiano, pero incluyen mas de 100 tipos diferentes.

FACTORES DE RIESGO DE LAS LPMR

FACTORES DE RIESGO

El origen de las LPMR es variable pero para que se den se precisa que concurran cuatro supuestos:

  1. Movimiento repetido
  2. Empleando fuerza
  3. Vibración
  4. Posición forzada o movimiento extremo

En caso de no respetar una alineación articular correcta estos cuatro factores se darán a la hora de practicar marcha nórdica. La imagen que preside este artículo muestra una mala alineación de la muñeca, que lamentablemente es más común de lo que debiera, pero podríamos hablar también de otras partes del cuerpo como hombros, codos, caderas rodillas etc.

CLAVAR CON FUERZA

Otro ejemplo no poco común que multiplica el riesgo de padecer LPMR en miembro superior es el clavar el bastón contra el suelo con mucha fuerza. Evidentemente la calidad del bastón va a influir porque no todos los materiales vibran por igual, pero de igual manera que no golpeamos los talones contra el suelo al caminar, tampoco deberíamos golpear el bastón sino apoyarlo.

Recuerda, una buena técnica que respete la correcta alineación articular reducirá el riesgo de lesión y mejorará el rendimiento deportivo