VIDA

En mi primer día de trabajo en el departamento de radioterapia llegué con una hora de antelación, hay momentos que vale la pena alargar para fijarlos bien en la retina. La cuesta que baja hacia la entrada del hospital está flanqueada por jardines y me senté en uno de sus bancos en un intento por... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑