EL TRABAJO DEL TRONCO EN MARCHA NÓRDICA

ROTACION TRONCOSe sabe que la marcha nórdica (MN) involucra una mayor activación de músculos tanto en miembro superior como en miembro inferior y varios estudios han corroborado este hecho. Sin embargo, la musculatura del tronco también cumple una función fundamental ya que modula el trabajo de la parte inferior y superior del cuerpo al tiempo que proporciona equilibrio corporal y estabilidad a la columna. En la MN esta musculatura del tronco, además, cobra un protagonismo especial pues se persigue una contrarrotación equilibrada de la cintura pélvica y la escapular. En efecto, se requerirá un mayor control para poder contrarrestar las fuerzas de torque provocadas tanto por el alargamiento del paso, como por el uso de los bastones.

Esto es así porque en el primer supuesto una mayor longitud del paso supone que la rotación pélvica se vea ampliada, y en el segundo caso porque la fuerza ejercida a través de los bastones genera una mayor fuerza de rotación. En la figura puede observarse que la rotación se produce en el plano transversal y alrededor del eje vertical; ambas acciones descritas requerirán de fuerzas que contrarresten dichas fuerzas de torque y estas fuerzas serán generadas por la musculatura del tronco.

La MN emplea musculatura implicada en control postural, los músculos paravertebrales actúan en conjunción con músculos de la zona abdominal y pélvica así como con el sistema nervioso central (que se encarga del área motora, el equilibrio y los reflejos) para garantizar una buena postura. Lo cierto es que hay estudios que han concluido mejoras posturales tras una intervención de MN, sin embargo, no son muchos y los que hay lo son en poblaciones en las que la estabilidad dinámica se ve comprometida, como los adultos mayores y las supervivientes de cáncer de mama.

Un reciente estudio científico realizado en Polonia hipotetizó que practicar MN mejoraría la fuerza y resistencia de los músculos del tronco y por ende la estabilidad dinámica y estabilidad de la columna (Hanuszkiewicz, Woźniewsk & Malicka, 2020). En el mismo, 39 mujeres que habían superado tratamiento de cáncer de mama, fueron divididas en un grupo de intervención de marcha nórdica (n=19) y en un grupo de control (n=20) que siguió un programa de ejercicio general estándar. Se empleó una valoración isocinética, que explicado de forma sencilla es un método de valoración funcional objetivo que tiene en cuenta la fuerza máxima, la potencia y la resistencia muscular; y que se realiza con un dinamómetro isocinético.

La intervención de MN consistió en un programa de 8 semanas con dos sesiones semanales de 45 min. De acuerdo con la hipótesis del estudio éste concluye que una intervención de MN de 8 semanas es efectiva para mejorar la fuerza isocinética y resistencia de los músculos del tronco. En concreto se observó una mayor activación de los músculos flexores y extensores del tronco.

En resumidas cuentas, dadas las implicaciones de la musculatura del tronco tanto en el control postural como en la estabilidad dinámica, se hacen necesarios más estudios que evalúen los aparentemente beneficiosos efectos de la marcha nórdica en este área.

Referencias:

  • Boccia, G., Zoppirolli, C., Bortolan, L., Schena, F., & Pellegrini, B. (2017). Shared and task‐specific muscle synergies of Nordic walking and conventional walking. Scandinavian Journal of Medicine & Science in Sports.
  • Dalton, C., & Nantel, J. (2016). Nordic Walking Improves Postural Alignment and Leads to a More Normal Gait Pattern Following 8 Weeks of Training: A Pilot Study. Journal of aging and physical activity.
  • Hanuszkiewicz, J., Malicka, I., Barczyk-Pawelec, K., & Woźniewski, M. (2015). Effects of selected forms of physical activity on body posture in the sagittal plane in women post breast cancer treatment. Journal of back and musculoskeletal rehabilitation28(1), 35-41.
  • Hanuszkiewicz, J. M., Woźniewsk, M., & Malicka, I. (2020). The influence of Nordic Walking on isokinetic trunk muscle endurance and sagital spinal curvatures in women after breast cancer treatment. Acta of Bioengineering & Biomechanics22(2).
  • Kocur, P., Wiernicka, M., Wilski, M., Kaminska, E., Furmaniuk, L., Maslowska, M. F., & Lewandowski, J. (2015). Does Nordic walking improve the postural control and gait parameters of women between the age 65 and 74: a randomized trial. Journal of Physical Therapy Science27(12), 3733-3737.
  • Pellegrini, B., Boccia, G., Zoppirolli, C., Rosa, R., Stella, F., Bortolan, L., … & Schena, F. (2018). Muscular and metabolic responses to different Nordic walking techniques, when style matters. PloS one13(4), e0195438.

Otras lecturas:


Autora: Cristina González Castro

  • Life & health coach, especialista del ejercicio y divulgadora
  • Graduada en Ciencias del Deporte, la Salud y el Ejercicio por la Universidad de Surrey
  • Graduada en Radioterapia y Oncología por la Universidad de Londres
  • Posgrado en Psicología Positiva Aplicada y Psicología del Coaching  por la University of East London
  • Instructora de Nordic Walking desde 2006 y Formadora de Instructores para INWA-Spain desde 2012
  • Presidenta del Comité de Formación de la Federación Internacional de Nordic Walking (INWA) de 2016 a 2019
  • Autora del libro“Nordic Walking. Claves para una técnica efectiva y segura” empleado como libro de texto en la Universidad de Verona (Italia)
  • Registro Europeo de Profesionales del Ejercicio (EREPS) EFQ 6: Advanced Health & Exercise Specialist nº40443 

– Formando en marcha nórdica desde el 2006 –

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: