CÁNCER DE MAMA Y EJERCICIO. REVISIÓN SISTEMÁTICA Y METAANÁLISIS (2022)

La revista científica Breast Cancer acaba de publicar este trabajo que reúne 22 estudios realizados entre los años 2000 y 2020 con un total de 2013 participantes. Se analizaron los efectos de intervenciones de ejercicio físico en la capacidad cardiorrespiratoria, la fuerza, niveles de fatiga y calidad de vida en afectadas de cáncer de mama, tanto en tratamiento activo como una vez superado el mismo.

Se incluyeron intervenciones de protocolos estandarizados de ejercicio de al menos cuatro semanas de duración. Los resultados se analizaron separando dos grupos de participación: pacientes bajo tratamiento y supervivientes que hubiesen concluido tratamiento en los 5 años previos.

La adherencia a los programas de ejercicio fue buena y no se observaron diferencias entre las personas bajo tratamiento activo o no, sin embargo, se reportaron niveles superiores cuando los programas fueron supervisados.

Bajo tratamiento activo. Se incluyeron un total de 8 estudios con 734 participantes. La duración media de las intervenciones fue de 16 semanas con 3 sesiones semanales a intensidad moderada. En concreto las intervenciones de fuerza emplearon de media 2-3 sets de 8-12 repeticiones a 50-80% de la repetición máxima.

Superado el tratamiento activo. Un total de 14 estudios con 1279 participantes. La duración media de las intervenciones fue de 3 sesiones semanales durante 22 semanas a intensidad moderada. En cuanto al trabajo de fuerza se realizó a intensidad moderada y si era supervisado 3 sets de 8-10 repeticiones; en máquinas 1 set de 20 repeticiones; en caso de ejercicio autónomo con bandas de resistencia 1 set de 8-10 repeticiones con  5 ejercicios para la parte inferior y 5 para la parte superior del cuerpo.

Los resultados muestran que intervenciones de ejercicio físico estructuradas son seguras, viables y efectivas para mejorar la capacidad cardiorrespiratoria, la fuerza, niveles de fatiga y calidad de vida en afectadas de cáncer de mama, tanto en tratamiento activo como una vez superado el mismo. Se incide finalmente en que las intervenciones con mejores resultados son las de intervenciones de ejercicio de fuerza o combinando aeróbico y de fuerza.

Una muestra más de la literatura científica que avala la implementación de programas de ejercicio dentro del protocolo asistencial de quienes están atravesando un proceso oncológico.

Referencia: Ficarra, S., Thomas, E., Bianco, A., Gentile, A., Thaller, P., Grassadonio, F., … & Hofmann, H. (2022). Impact of exercise interventions on physical fitness in breast cancer patients and survivors: a systematic review. Breast Cancer, 1-17.


Cristina González Castro

  • Grado en Radioterapia y Oncología por la University of London
  • Grado en Ciencias del Deporte, la Salud y el Ejercicio por la University of Surrey
  • Posgrado en Psicología Positiva Aplicada y Psicología del Coaching por la University of East London

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: