CADA MOVIMIENTO CUENTA. OMS 2020

La Organización Mundial de la Salud acaba de publicar una actualización de sus recomendaciones de actividad física. Este nuevo documento de 2020 tiene el título de Recomendaciones de Actividad Física y Comportamiento Sedentario incorpora importantes novedades.

Cambio de paradigma

Una de las novedades es que se especifica que “cada movimiento cuenta” y ya no se recomiendan sesiones de mínimas de ejercicio aeróbico de 10 minutos. Las nuevas recomendaciones sostienen que cualquier dosis de actividad física es beneficiosa para la salud. Se incide asimismo en evitar largos periodos de tiempo sentados y en general un estilo de vida sedentario. Se pasa así de una recomendación de ejercicio físico (estructurado y planificado) a la actual de un estilo de vida activo en el que cualquier tipo de actividad física comporta un beneficio.  

La OMS ha reconocido que la estrategia utilizada hasta ahora no ha sido efectiva ya que los niveles de actividad física en la población son insuficientes. Este cambio a resaltar un estilo de vida activo que además evite el sedentarismo acerca pues las políticas de actividad física a las necesidades de las personas y envía un mensaje claro: cada movimiento cuenta. Esta nueva orientación se fundamenta precisamente en la necesidad de alinear estas políticas con la ciencia del comportamiento y de la comunicación; en tener en cuenta las necesidades psicológicas de las personas y en especial su motivación, ya que el marco y las formas, es decir el cómo se transmiten las recomendaciones, influyen significativamente en los resultados obtenidos.

En poblaciones especiales las nuevas recomendaciones especifican además que han de adaptarse a las necesidades y capacidades de cada persona sin olvidar que un poco es mejor que nada. Es más, evidencia de estudios preliminares ha mostrado que este cambio de paradigma hacia el “cada movimiento cuenta” resulta en personas más activas.

Subgrupos de población

Además, por primera vez las recomendaciones se refieren a los efectos nocivos de un estilo de vida sedentario e identifica subgrupos de población. De esta manera cuenta con documentos anexos en los que se recopila la evidencia científica existente por tramos de edad (niños, adultos y adultos mayores); para las etapas del embarazo y el posparto; para las personas con enfermedad crónica entre las que se citan el cáncer, la hipertensión, la diabetes tipo 2 y el VIH; por último para quienes viven con una discapacidad.

Cáncer

Los documentos de la OMS recogen evidencia de la importancia de la actividad física tanto en la prevención como en el control y tratamiento de la enfermedad. En concreto se señala que para supervivientes oncológicos la actividad física tienen una importancia crítica tanto en la mortalidad como en las posibles recidivas. Sin embargo, lo más llamativo es que se refiere al cáncer como una enfermedad crónica junto a la hipertensión, la diabetes tipo 2 y el VIH. Esta categorización debería traducirse en un mayor protagonismo de la actividad física en el tratamiento y rehabilitación de las personas supervivientes de cáncer (más info).  

RECOMENDACIONES

Se recomiendan al menos 150 a 300 minutos semanales de actividad física a intensidad moderada a vigorosa para todos los subgrupos excepto los niños y adolescentes a quienes se recomienda un promedio de 60 minutos diarios.

Asimismo, fortalecimiento de los músculos dos días a la semana y para adultos mayores añadir actividades de equilibrio y coordinación. Por último se recomienda limitar el tiempo que pasamos sentados y evitar el sedentarismo.

Se recalca que cualquier tipo de actividad física y de cualquier duración son beneficiosos y las recomendaciones tendrán que adaptarse a las necesidades y capacidades de las personas; en cualquier caso, cuanto más se acerquen a las recomendaciones mayores serán los beneficios.

Documento de la OMS:

Referencias:

Bull, F. C., Al-Ansari, S. S., Biddle, S., Borodulin, K., Buman, M. P., Cardon, G., … & Dempsey, P. C. (2020). World Health Organization 2020 Guidelines on physical activity and sedentary behaviour.

Ding, D., Mutrie, N., Bauman, A., Pratt, M., Hallal, P. R., & Powell, K. E. (2020). Physical activity guidelines 2020: comprehensive and inclusive recommendations to activate populations. The Lancet.

Segar, M. L., Marques, M. M., Palmeira, A. L., & Okely, A. D. (2020). Everything counts in sending the right message: science-based messaging implications from the 2020 WHO guidelines on physical activity and sedentary behaviour. International Journal of Behavioral Nutrition and Physical Activity17(1), 1-5.

Cristina González Castro

  • Grado en Radioterapia y Oncología por la University of London
  • Grado en Ciencias del Deporte, la Salud y el Ejercicio por la University of Surrey
  • Posgrado en Psicología Positiva Aplicada y Psicología del Coaching por la University of East London

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: